Envianos tu testimonio, con tus datos y una foto tuya de frente para subir a la web:

secretaria@pgfrassati.com.ar

Lucio Matias Arias . 21 años. Chascomus, Argentina

El beato Pier Giorgio ocupa en mi vida un lugar muy importante. Lo conoci en la pastoral de jovenes de mi diocesis ya que el es el Patrono.

El es mi amigo, el que me ayuda a descubrir que la santidad es posible y que se construye día a día.

Es el compañero que me ayuda a entender "que por la gracia de Dios somos católicos y debemos fortalecernos para la batalla que sin duda tendremos que llevar adelante para cumplir nuestra vocación y dar a nuestra patria en un futuro no muy distante, días más felices y una sociedad moralmente más sana" (Pier Giorgio).

El me hizo entender con su vida, que fue una oración constante, que el pacto más importante con los amigos como dice él es: "la unión en la oración", porque "no conoce confines terrenales ni límites temporales" (Pier Giorgio, carta a Isidoro Bonini).

Junto a él aprendo a seguir a Jesús y a entregarle mi vida a Dios sin guardarme nada porque "para que nuestra vida sea cristiana, tiene que haber un constante renunciamiento, un continuo sacrificio. Pero esto no es difícil, si uno piensa qué son estos años pasados con dolor, comparados con la eterna felicidad donde la alegrií no tendrá medida ni final, y donde tendremos una paz inimaginable". (Pier Giorgio en una de sus cartas).

 

Doy gracias a Dios porque en mi camino muchas personas me anunciaron el seguimiento de Jesucristo. Por eso este año entré al seminario para discernir y formarme en mi vocación para entregarle mi vida a Dios para estar a su Santo servicio y el de mis hermanos y como dice el beato Pier Giorgio apuntar siempre Verso l`alto: "hacia lo alto".

 
Lucio Matias Arias . 21 años. Chascomus, Pcia. de Bs. As., Argentina